TÍPICO

El Mediterráneo típico, se caracteriza por veranos secos y calurosos, con temperaturas medias por encima de 22ºC e inviernos húmedos y lluviosos, con temperaturas suaves. Cuanto más frío es el mes, más lluvioso resulta, y a la inversa, cuanto más caluroso es el mes, más seco resulta.

El Mediterráneo se encuentra en los climas templados junto a otros como  el oceánico. Se caracteriza por inviernos, templados y lluviosos , veranos secos y calurosos, con otoños y primaveras variables, tanto en temperaturas como en precipitaciones.

(Andrea Cosgaya)